El efectivo añade valor a su negocio cuando está en movimiento. No cuando está inactivo en la caja registradora o en la caja fuerte.

No cuando está siendo autenticado, contado y recontado. No cuando distrae al personal de las operaciones propias del establecimiento y del servicio al cliente.

Los billetes y las monedas solamente benefician a su negocio cuando se utilizan de manera dinámica. Al igual que ocurre en una buena cadena de suministro, Glory optimiza su cadena de efectivo de retail desde el momento del pago hasta la productividad. Su efectivo estará seguro y disponible cuando sea necesario: en el mostrador del establecimiento, en su cuenta bancaria, invertido en su futuro.

El efectivo que permanece inactivo tiene un valor potencial. Pero el efectivo en circulación tiene un valor real: contribuyendo a la eficacia, la rentabilidad y el crecimiento de su negocio de retail. Creando nuevas posibilidades con cada transacción.