Prosegur es una empresa internacional de servicios de seguridad que cuenta con un equipo de trabajo de 150.000 empleados en más de 400 oficinas de todo el mundo.

Prosegur necesitaba una clasificadora y contadora de billetes robusta y fiable que estuviera equipada para realizar conteos rápidos, precisos y eficaces en cualquier momento, y que también pudiera adaptarse a sus estrictos procesos internos de gestión de efectivo.

Prosegur consideraba fundamental contar con la fiabilidad de un socio tecnológico que pudiera facilitar profesionales especializados que tuvieran los conocimientos, los recursos y las soluciones necesarias para garantizar una gestión de efectivo eficaz en sus operaciones a fin de aumentar la productividad y, al mismo tiempo, lograr una gran reducción de costes.

Por ese motivo, necesitaba equipar sus sucursales con una clasificadora y contadora de billetes de sobremesa que pudiera trabajar ininterrumpidamente y procesar grandes volúmenes de billetes, en un entorno de trabajo sumamente exigente.

Otro factor clave era que la máquina pudiera integrarse fácilmente en los procesos de gestión de efectivo de Prosegur. La rápida entrega e instalación de todas las máquinas, y un excelente servicio posventa sumamente fiable también eran fundamentales.